LOS BENEFICIOS DEL TRIGO VERDE

El trigo verde es considerado un Superalimento. Son los primeros brotes verdes que se producen al germinar las semillas de trigo y por ello, están llenos de nutrientes y antioxidantes.

De la deshidratación y molienda de esos primeros brotes se obtiene la hierba de trigo en polvo o wheatgrass, un complemento alimenticio que puedes añadir a tus superzumos. La hierba de trigo además de aportar los beneficios del brote verde de hierba, mantiene toda la fibra de esos primeros brotes.

Al prensar esos primeros brotes verdes, obtienes lo que se conoce como el zumo de hierba de trigo. Es una bebida rica en clorofila, con gran poder alcalinizante y un sabor similar al regaliz. Nosotros te lo ofrecemos deshidratado en condiciones de higiene y con un tratamiento que mantiene todas las propiedades revitalizantes de los brotes de trigo verde.

Las investigaciones realizadas en estos últimos años sobre los beneficios de la hierba de trigo son innumerables. La mayoría de ellas relacionadas con su contenido en aminoácidos, su poder detox y los beneficios para la salud que aporta su contenido en clorofila.

La clorofila es una molécula cuyas virtudes son atribuidas a que es similar a la hemoglobina sanguínea. Está implicada en el transporte del oxígeno y la recuperación del organismo de los daños oxidativos, cansancio, estrés, etc.

Su capacidad detox viene dada por su contenido en anitoxidantes. Estos ayudan a eliminar las toxinas que se producen de manera natural en el metabolismo de nuestro cuerpo. También ayuda a eliminar las toxinas que acumulamos a través de la alimentación, contaminación, etc. Todo ello contribuye a una mejor salud, bienestar y rendimiento.

Puedes consumir la hierba de trigo en povo añadiéndolo a tus zumos o recetas. O bien disfrutar de un delicioso zumo de hierba de trigo germinando tú mism@ las semillas y prensando sus brotes en un extractor adecuado. En Como el Trigo Verde también te ofrecemos el zumo de hierba de trigo deshidratado, para que lo añadas directamente a tus zumos. Todos ellos con la garantía de estar fabricados en instalaciones que cumplen con la normativa sanitaria.

Ya no tienes excusa para no disfrutar de esta delicia que nos regala la naturaleza.

CÓMO HACER UN PAN TRADICIONAL Y ECOLÓGICO CON HARINA DE CENTENO GERMINADA

El centeno es un cereal utilizado desde antiguo para la fabricación de pan estilo tradicional. Se originó en el suroeste de Asia alrededor de 6.500 a. C. y llegó a Europa alrededor de 2.000 a. C., donde fue domesticado unos mil años después. Es uno de los granos más resistentes y prosperó en el clima fresco y húmedo del norte de Europa, donde fue un alimento básico para los campesinos durante la época medieval.

La harina de centeno es baja en gluten y alta en unos carbohidratos llamados pentosanos (también conocidos como xilanos) que forman parte de las paredes celulares del endospermo y salvado y que poseen importantes propiedades nutritivas. Estas hemicelulosas aportan además propiedades tecnológicas al pan, pues absorben fácilmente el agua para producir una masa muy pegajosa, facilitando que permanezca más húmeda después del horneado y por tanto un pan más denso. El centeno integral es tan oscuro que las hogazas de centeno 100% a veces se llaman pan negro. Las tradicionales hogazas de color marrón dorado de Galicia se hacen típicamente con centeno refinado o una mezcla de trigo y centeno.

Por otro lado, la germinación también modifica las propiedades reológicas y nutritivas de los granos, por lo que las harinas procedentes de cereales germinados tendrán unas características diferentes que debes considerar a la hora de fabricar el pan. Poseen menos gluten y más carbohidratos de cadena corta, dado que la germinación activa enzimas que escinden las proteínas y los hidratos de carbono. Esto hace que a veces que las recetas tengan sabores más dulces, incluso con toques anisados que darán un toque especial y diferente a tus panes y bollería. Ten en cuenta que al tener menos gluten la masa puede ser algo menos flexible, para combinar adecuadamente las harinas germinadas con harinas sin germinar o algún ingrediente que aporte fuerza a la masa si quieres un resultado más estándar.

El centeno generalmente se considera más saludable que la harina de trigo integral porque su salvado y endospermo son ricos en fibra, lo que le da incluso al centeno refinado un índice glucémico más bajo. Los lignanos (micronutrientes) que se encuentran en el centeno son antiinflamatorios, mientras que los carbohidratos especiales (pentosanos) del centeno aumentan de tamaño en el estómago durante la digestión, dando una sensación de saciedad que puede ser útil para regular el apetito.

La harina de centeno integral incluye toda la baya de centeno (salvado, germen y endospermo), por lo que es la más nutritiva de las harinas de centeno disponibles por su contenido en proteínas, potasio y vitaminas B. 

Vamos con la receta para una hogaza de pan tradicional de centeno germinado

INGREDIENTES

3/4 taza de harina de centeno germinada
2 y 1/4 tazas de harina orgánica para todo uso
1 y 1/4 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de levadura instantánea
1 y 1/3 tazas de agua

INSTRUCCIONES

En un tazón grande, mezcle las harinas, la sal y la levadura. Agrega el agua y con una cuchara de madera o con las manos mezcla hasta que se forme una masa húmeda y pegajosa.

No mezcle demasiado, simplemente asegúrese de que todo esté bien mezclado. Mueva la masa a un recipiente limpio y cúbrala para que repose a temperatura ambiente durante 12-14 horas.

Cuando se complete el primer aumento, espolvoree generosamente una superficie de trabajo con harina y transfiera la masa en una sola pieza fuera del tazón. Con las manos bien enharinadas, modele suavemente la masa hasta que tenga una forma redonda u ovalada.

Espolvorea ligeramente la parte superior de la masa con harina y envuélvelo en un paño o toalla limpio. Colóquelo en un lugar cálido para que suba durante 1-2 horas, hasta que duplique su tamaño.

Mientras la masa se eleva, coloque una fuente especial para horno en la rejilla central del horno y precaliente a 200 grados. Una vez que la fuente esté completamente caliente y la masa esté lista, retire la fuente y coloque con cuidado el pan dentro.

ASÍ QUEDA TU PAN TRADICIONAL Y ECOLÓGICO CON HARINA DE CENTENO GERMINADA COMO EL TRIGO VERDE…

– Colocar el pan con la parte de la última doblez de trabajar la masa hacia arriba, creará un aspecto rústico y áspero en la parte superior del pan.

– Colocar el pan con la parte de las dobleces hacia abajo le dará una superficie lisa al pan.

– Con un cuchillo, puede cortar patrones en la parte superior del pan para darle textura.

Tape la fuente con un papel aluminio y hornee por 30 minutos. Retire el papel aluminio y continúe horneando hasta que el pan tenga un color castaño profundo pero no se queme, 10-15 minutos más.

Saque con cuidado el pan de la fuente y colóquelo en una rejilla para que se enfríe por completo.

#RECETA #PAN #PANGERMINADO #HARINA #HARINAGERMINADA #ECOLOGICO

CINCO REGLAS DE ORO PARA GANAR MASA MUSCULAR

Una buena alimentación y un buen plan de entrenamientos es clave para incrementar tu #masamuscular 💪💪💪. Si quieres ganar músculo, debes aportar a tu cuerpo todos los nutrientes que necesita y en el momento adecuado, bien sea antes o después del entrenamiento 🚴‍♂️🏋️‍♀️⛹️‍♀️🤾‍♀️🏄‍♀️🏊‍♂️🏃‍♀️ Para que el crecimiento muscular ocurra, es fundamental consumir los tres macronutrientes esenciales: proteínas, hidratos de carbono y grasas. Si no lo haces en la proporción correcta, no conseguirás ganar músculo.

Más energía de la que gastas

La primera regla de oro es consumir más energía que la que tu cuerpo gasta, o la proteína de más que consumas se usará para compensar esa pérdida. Es decir, si quieres ganar masa muscular, ajusta la cantidad de energía que consumes para que no se produzca el efecto contrario.

Ajusta la cantidad de proteína que consumes a tu peso

Como los músculos están hechos básicamente de proteinas, la segunda es consumir entre 1,5 a 1,8 gr de proteinas por cada kilo de peso corporal que tengas. Por ejemplo, si pesas 70 kg, necesitarás entre 105 y 126 gr de proteína/día. Para asegurar que estas ingiriendo la cantidad necesaria, puedes hacer un aporte extra de proteína de calidad de origen vegetal y ecologico, por ejemplo añadiendo a la comida que realizas justo después del entrenamiento una cucharada de alguna de nuestras proteínas de calabaza, arroz, girasol o guisante comoeltrigoverde.

No descuides los hidratos de carbono

La tercera regla es consumir suficientes hidratos de carbono para tener reservas de #energía durante el entrenamiento y después de este. Si no lo haces, te cansarás más rápido lo que podría llevarte a perder la motivación. Para ganar masa muscular necesitas un superávit calórico, por lo que aportar los suficientes carbohidratos es vital. Aunque sin pasarte, un consumo excesivo podría acumularse en el tejido adiposo. Recomendamos por ello hacerlo bajo una dieta ajustada a tus necesidades, mejor si está diseñada por tu médico o un nutricionista

Grasas para mantener el metabolismo y crear nuevas células musculares

La cuarta regla es no retirar de tu dieta las grasas. Son necesarias para la integridad de las membranas de las nuevas células musculares que se generen, para reducir la inflamación tras el entrenamiento y para mantener un correcto metabolismo por su importancia hormonal.

La constancia es la clave

La última, es constancia. Si no tienes una rutina lo que ganes una semana lo perderás la siguiente. Te recomendamos ejercitarte creando un ambiente adecuado, utilizando música para motivarte o practicando en compañía para favorecer un hábito y la liberación de endorfinas.

Mucho ánimo!

MEZCLA DE SEMILLAS GERMINADAS

CONOCE LAS PROPIEDADES BENEFICIOSAS DE LOS BROTES Y GERMINADOS

Las semillas germinadas se pueden consumir directamente en ensaladas, zumos, postres… pero también sirven de base para otros productos alimenticios, como pan o pasta. Ya os hablamos en un anterior post de los beneficios generales del consumo de brotes y germinados pero hoy os contaremos las propiedades para la salud de algunas de las semillas que podemos germinar, así como sus principales nutrientes:

  • ALBAHACA. Vitaminas A y B1. Es energética y favorece la digestión. Con sus brotes podemos preparar salsas aromáticas como el famoso pesto.
  • ALFALFA. Aunque existe mucha controversia relacionada con el consumo crudo de los germinados de esta semilla, lo cierto es que es uno de los germinados de crecimiento más rápido y que contiene buenas cantidades de proteínas, vitaminas B1, B2, E, K y D, así como fósforo, calcio (5 veces más que la leche), magnesio, potasio y azufre. Su uso está proliferando para utilizarlo en ensaladas, sandwiches y como acompañante o adorno de numerosas recetas. Se dice que posee propiedades para evitar la anemia y la osteoporosis.
  • AMARANTO. Rico en proteínas y en aminoácido lisina, aspártico, glicina y ac. glutámico, es una buena fuente de almidón de alta digestibilidad por el tamaño reducido del gránulo. Los brotes tiernos tienen un alto contenido en calcio, hierro, magnesio, fósforo y vitaminas A y C. Al igual que la quínoa, el amaranto fue seleccionado por la NASA para alimentar a los astronautas por su alto valor nutritivo, por su aprovechamiento integral, por la brevedad de su ciclo de cultivo y por su capacidad de crecer en condiciones adversas.
  • BERRO. Vitaminas A, B1, B2, B3, C y D. Está especialmente recomendada para limpiezas intestinales y remineralizaciones, procesos anémicos, bronquitis, reumatismos, curas antinicotina,…
  • BRÓCOLI. Vitaminas A, B, C y E. Minerales: potasio, calcio, yodo, magnesio y azufre entre otros. Protege la flora intestinal y aumenta las defensas del sistema inmunológico.
  • CALABAZA. Entre sus propiedades se atribuye el ayudar a la buena salud de nuestras arterias. Es baja en calorías, grasa y sodio. Además son diuréticas y laxantes. Ayuda a conservar una buena vista, fortalece la retina y evita cataratas. Está recomendada en casos de hipertensión arterial, afecciones coronarias, arteriosclerosis, afecciones renales y del estomago, así como para evitar estreñimiento. También se relaciona con la prevención del cáncer.
  • CEBADA. Ya dedicamos un post completo a las propiedades que refiere la bibliografía científica a la hierba de cebada. En resumen, contiene numerosos minerales y vitaminas: calcio, cobre, hierro, potasio, magnesio, beta-caroteno, folato, ácido pantoténico, vitaminas B1, B2, B6, C y E. Además, también presenta clorofila y enzimas antioxidantes como la superóxido dismutasa y catalasa. Gracias a su alto valor nutricional y contenido en compuestos bioactivos, la hierba de cebada presenta múltiples beneficios entre los que se encuentran sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. También es rica en proteínas, contiene 8 aminoácidos esenciales y compuestos antioxidantes como las proantocianidinas.
  • CEBOLLA. Vitaminas A, B y C. Es rica en aminoácidos, enzimas y minerales como calcio, potasio, fósforo y azufre. Es antiséptica, antibiótica y diurética. Ayuda a limpiar el organismo.
  • CHÍA. Vitaminas A, E y del complejo B (B1, B2, B3, B6 y B8). Es rica en calcio, fósforo, magnesio, potasio, hierro, zinc, boro, cobre y selenio. Bajo contenido en sodio. Es rica en Omega 3 y nos ayuda a adelgazar gracias a su efecto saciante.
  • ENELDO. A igual que la planta, los brotes pequeños también aportan a tus platos su cálida frgancia. contiene vitaminas y minerales como las vitaminas A, C y B6, fibra, calcio, hierro, manganeso y ácido fólico, así como compuestos más oscuros que podrían combatir no solo las bacterias, sino también el cáncer, como el enzima glutatión-S-transferasa debido a la presencia de los monoterpenos anethofuran, carvona y limoneno, y los flavonoides curativos kaempferol y vicenin.
  • ESPELTA. La espelta es uno de los cereales más utilizados para germinar por sus excelentes propiedades para la salud. Ricas en proteínas, magnesio, vitaminas C, B y E, clorofila y enzimas, los brotes tiernos de espelta son un excelente regenerador celular muy recomendados para complementar tu dieta si consumes pocas frutas y verduras. Las semillas de espelta germinadas pueden ser utilizadas para fabricar pan, galletas, bollos, etc. aunque cocinados pierden parte de sus propiedades en vivo. Los brotes de espelta son deliciosos si extraes su jugo o si añades directamente un puñado para complementar tus zumos verdes.
  • FENOGRECO. Los brotes de fenogreco, además de deliciosos son ricos en Vitaminas A, D, E y grupo B. También en minerales : fósforo, hierro, calcio, magnesio y azufre. Es rica en proteínas e hidratos de carbono. Ejerce la triple función de limpiar la sangre, los riñones y el hígado. Regula el apetito. Recomendado en procesos anémicos y debilidad psíquica.
  • GARBANZO. Son ricos en vitaminas C y E. Minerales: hierro, calcio, magnesio, y potasio. Es rico en hidratos de carbono y proteínas. Regula el colesterol, está especialmente indicado en enfermedades coronarias, riego sanguíneo, cansancio mental y procesos de falta de flexibilidad muscular.
  • GIRASOL. Vitaminas A, B, C, D y E. Minerales: magnesio, fósforo, potasio, hierro y calcio. Es rico en proteínas. Ideal para deportistas, procesos de convalecencia, dolores musculares y sistema nervioso.
  • GUISANTES. Vitaminas A, B1, B2 y D. Minerales: potasio, fósforo, calcio y hierro. No contiene prácticamente grasas. Es estimulador del sistema inmunitario.
  • HINOJO. Es diurético, ayuda a la eliminación del agua y la grasa sobrantes de nuestro cuerpo. Además los brotes de hinojo aporta el rico sabor de la planta a tus platos.
  • JUDIA AZUQUI. Los germinados de judía son ricos en Vitaminas B1, B2, B3, B12, A y C. Es rica en proteínas, hierro, calcio, potasio, magnesio y fósforo. Regula el colesterol y ayuda a limpiar la sangre y el hígado.
  • JUDIA MUNGO (soja verde). Los brotes son ricos en vitaminas B1, B2, B3, B12, E, A y C. Minerales: hierro, calcio, potasio, magnesio y fósforo. Especialmente indicado para reducir el colesterol y limpiar la sangre.
  • LENTEJA. Vitaminas A, B1, B2, B3, B12, C y E. Minerales: potasio, hierro, calcio y fósforo. Contiene mucha fibra. Limpia la sangre y está muy indicada en procesos de arteriosclerosis.
  • MOSTAZA. Vitaminas A, B y C. Minerales: calcio, hierro y fósforo. Ayuda en procesos febriles, resfriados, dolores musculares y limpia la sangre.
  • QUINOA: También uno de los germinados que más está proliferando por su rápido crecimientos y propiedades.
  • KAMUT: Variedad antigua de trigo que se ha puesto muy de moda en los últimos años por la búsqueda de cereales ancestrales menos seleccionados genéticamente. A igual que los brotes de trigo sus propiedades se relacionan con su riqueza nutritiva y sus propiedades antioxidantes, si bien contiene mayor concentración de proteínas, lípidos, fibra, minerales y vitaminas.
  • RÁBANO DAIKON. Contiene una gran concentración de vitaminas como A, B1, B2, C y PP. Minerales: hierro, potasio, calcio, magnesio, sodio, y fósforo. Es antiséptico y fortalecedor de la musculatura, ayuda en la secreción de jugos gástricos y al sistema inmunitario.
  • RÚCULA. Muy rica en vitaminas A y C. Minerales: calcio, hierro, fósforo, y magnesio. Abre el apetito, es diurética y regenerativa. Fortalece el sistema inmunitario.
  • SOJA. Vitaminas A, C, E, K y grupo B. Minerales: potasio, fósforo, y calcio. Es rica en lípidos y proteínas. Fortalece las arterias. Está especialmente indicada contra el colesterol y el estreñimiento.
  • TRÉBOL. Aunque en España su consumo aún no se ha generalizado, se trata de una de las semillas más conocidas entre los consumidores habituales de germinados. Las variedades más habituales son la amarilla y la encarnada, aunque la primera es bastante más amarga por lo que recomendamos el consumo de trébol rojo.
  • TRIGO. Nuestro preferido para hacer hierba de trigo, que por su riqueza en antioxidantes y en Vitaminas C, E, B y B17, por lo que su deshidratado en polvo se ha convertido en uno de los añadidos preferidos a los zumos y postres verdes. También rico en minerales: calcio, magnesio, fósforo, potasio y sodio. También es fuente de hidratos de carbono y proteínas. Es energético. Regenera el pelo y las uñas.
  • TRIGO SARRACENO. También llamado alforfón, se recomienda su consumo como complemento ocasional es una excelente fuente de vitaminas E, F, K y B, y minerales como fósforo, magnesio, calcio y potasio. Rico en proteínas e hidratos de carbono. Es desinfectante, abre el apetito y regula el colesterol. Está especialmente indicado en las anemias y el cansancio psíquico. Sus harinas aportan un sabor delicioso a nuez a tus panes.
BROTES Y GERMINADOS

¿POR QUÉ CONSUMIR GERMINADOS?

BROTES Y GERMINADOS¿Por qué consumir germinados?

Desde hace miles de años, la humanidad ha germinado semillas por sus propiedades dietéticas y medicinales. Miranda et al. (2002) refieren que posiblemente la germinación sea uno de los procesos más antiguos, económicos y sencillos empleados para mejorar el valor nutricional de granos de cereales y de leguminosas.

Las semillas germinadas son alimentos naturales con propiedades excepcionales. Ricos en vitaminas, minerales, oligoelementos, aminoácidos y sustancias biológicamente activas, corrigen los defectos causadas por nuestra dieta moderna.

Mientras que gran parte de las sustancias vivas se destruye en los alimentos durante el cocinado, la germinación de las semillas aumenta significativamente su valor nutricional y permite conservar todas sus propiedades beneficiosas para la salud.

Las semillas germinadas son ricas en enzimas que controlan las reacciones químicas en el cuerpo. Varios estudios han demostrado que la falta de alimentos con poder enzimático es una causa de enfermedades geriátricas de nuestro tiempo.

Cuando las semillas son germinadas, las enzimas necesarias para la digestión de los alimentos y contenidas en las propias enzimas se activan. Cada plántula está equipada con las enzimas apropiadas para su digestión y son liberadas con la masticación de los brotes y germinados.

Además, los productos de COMO EL TRIGO VERDE se obtienen a partir de semillas e ingredientes procedentes de cultivos ecológicos u orgánicos. Seleccionamos a nuestros proveedores en base a parámetros de calidad, higiene y buscando siempre producciones que maximicen el respeto por el medio ambiente.

Realizamos un exhaustivo control de calidad de las semillas, agua de riego, medios de cultivo y nutrientes vegetales que se utilizan para la elaboración de nuestros brotes y germinados.